• Alba Moyano Olmedo

FIJAR OBJETIVOS EN CROSSFIT

¿Qué quieres conseguir?

Lo principal antes de realizar un plan para lograr tus objetivos es: ¡tenerlos claros!

Yo lo siento mucho, pero no es posible:

- Ganar masa muscular.

- Perder grasa.

- Subir kg en halterofilia.

- Hacer 200 dominadas....

Todo a la vez y además verte estupendo en el espejo en plan modelo.


Aclara cuál es tu objetivo principal y cuáles son los mini – objetivos que debes alcanzar que te acerquen a este objetivo principal.


A continuación, veremos un ejemplo práctico para poder valorar esto de forma adecuada: Ejemplo. - Objetivo principal: aumentar el rendimiento en los wods. - Puntos débiles: halterofilia, gimnásticos, ejercicio cardiovascular.


Planteamiento y cosas que debemos valorar:

1. Punto de partida: ¿Me vendría bien ganar masa muscular? ¿Ganar fuerza? ¿Perder grasa? La persona piensa que lo que necesita es ganar masa muscular para aumentar su rendimiento en halterofilia. Sin embargo, observamos que no hace bien la técnica, de forma que aún tiene mucho margen de mejora sin necesidad de aumentar de peso. Además, le cuestan el cardio y los gimnásticos. ➢ A nivel deportivo: debe mejorar fuerza y cardio. ➢ A nivel de composición corporal: no tiene demasiada masa muscular y sí un ligero exceso de grasa.

2. Plantear el objetivo principal: La mejora del rendimiento en esos tres aspectos: halterofilia, cardiovascular y gimnásticos es el objetivo principal.

3. Plantear pequeños objetivos, de manera inteligente e ir consiguiéndolos para poder alcanzar el objetivo final. Estos deben estar ordenados adecuadamente en el tiempo para que tenga los efectos deseados. Para el caso del ejemplo, estos pequeños objetivos pueden ser: 1º. Perder el exceso de grasa corporal. Se puede aprovechar para hacer endurance y ganar resistencia cardiovascular. Al perder peso, también se mejorará en los gimnásticos ¡pero no olvides practicarlos!

2º. Una vez perdida la grasa corporal, se puede valorar la ganancia de fuerza mediante las ganancias de masa muscular, sin embargo, si el problema es la halterofilia, lo principal será pulir la técnica antes de pensar que “no tenemos fuerza”.

4. Realizar un plan de acción, con objetivos medibles.

En el ejemplo: 1º. Llegar al 10% de grasa corporal en hombres o 18% en mujeres. 2º. Una vez perdida la grasa corporal y mejorados los gimnásticos y el cardio, valorar si es necesario ganar masa muscular o, sin embargo, la técnica de halterofilia no está lo suficientemente pulida como para seguir mejorando. Tras haber alcanzado la mejora en dichos puntos débiles (lo que puede llevar meses, sobre todo cuando ya somos sujetos más avanzados), puede modificarse la estrategia y buscar otros aspectos que hayan ido surgiendo por el camino o adaptar la alimentación al nuevo objetivo del deportista.


En la siguiente página tienes un espacio para que plantees tus objetivos de manera realista y conseguir así aquello que tanto deseas.







0 vistas

Tel: 633-76-99-73

© 2023 hecho por Alba

Alba Moyano 

Dietista

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now